Abuso de autoridad??

Son las 3 de la tarde.

En la casa solo están la esposa y una de las hijas (la mayor, de unos 14 años). Descansan ya que justamente ese dí­a una no asistió a su trabajo por enfermedad, y lo mismo la otra, a la escuela.

La mas pequeña de las hijas, de 5 años, afortunadamente aún se encontraba en la escuela, y el marido trabajando.  

En eso, se escuchan golpes brutales sobre la puerta de madera de la casa hasta que ésta cede y se abre, quedando totalmente inservible. Entran muchos policí­as judiciales a la casa y presentan una orden de cateo, debido a que, supuestamente, se habí­an recibido denuncias en el sentido de que en esa casa se vendí­a droga.

La esposa, asustada, llama por teléfono a su marido. La hija, en plena crisis nerviosa. Ã?â?°l llega a la casa antes de que se fueran los guardianes del orden, ya cuando tení­an la casa vuelta un desorden (ya que, evidentemente, no encontraban lo que buscaban). Le explican al esposo la situación diciéndole, al no encontrar justificación para su injusta irrupción en un hogar normal, que encontraron muchos psicotrópicos. Por supuesto, les explica el. Tanto la esposa como la hija mayor tienen diversos problemas de salud, entre ellos, malestares del sistema nervioso. Al parecer eso no les importa a estos servidores del pueblo. Ellos llevaban la misiva de encontrar “algo” y lo encontraron. Se van, no sin antes haber dejado un gran trauma en las entrañas de una familia de las mas normales de nuestra sociedad.

Aplaudo el esfuerzo de las autoridades por intentar acabar con ese pernicioso mal que son las drogas, y que tanto afectan a nuestros niños y en general, a nuestra sociedad. Personalmente, no soy de la idea de que una “legalización” pueda ser benéfica. Me parece odioso el imaginar que algún dí­a alguien proporcione droga en la escuela donde mis hijos estudiarán y no pueda ser perseguido porque lo que hizo era “legal”. Yo si quiero que estos delincuentes sean puestos en el lugar donde deben estar, y espero que mis autoridades hagan su trabajo sin distincion alguna.

Pero justamente por eso, también espero que lo hagan de la manera mas justa, sin atender a -presuntos- “favores”, donde -probablemente- lo único que se busca es venganza, que es lo que muy seguramente sucedió en este caso. Alguien que querí­a una revancha porque se le quitó algo que legalmente ya habí­a perdido, y que, teniendo influencias, tal vez pudo conseguir que a esta familia se le diera un buen susto.

La verdad, estas si son fregaderas. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *