Monthly Archives: March 2008

Buscándole tres pies al gato

En verdad de pronto uno no sabe si llorar o reí­r.

 

Existen ciertos comunicadores que, en un afán de mantenerse fieles a cierta posición ideológica, son capaces de hacer miles de maromas con tal de no aceptar lo evidente.

 

Colombia atacó suelo Ecuatoriano. PUNTO. Eso fué una estupidez, “haiga sido como haiga sido”, bajo cualquier pretexto.

 

Ahora dicen que la policí­a de Ecuador protege a las FARC y demás, como tratando de justificarse. No hace ninguna diferencia. Es completamente inaceptable el hecho, y se debe reprobar.

 

¿Para qué tanto brinco, estando el suelo tan parejo?

Entre privatizaciones

Interesante tema que se encuentra en la palestra.

Un grupo (de la llamada “izquierda”) defendiendo a muerte la “no privatización” y otro diciendo lo mismo, aunque solo Dios sabe que es lo que piensan realmente. El primero, poniendo como excusa un exacerbado sentimiento nacionalista, donde dicen que “el petróleo es de los mexicanos”, junto con todo lo que implica la extracción, producción y distribución. Los segundos, diciendo que el primer enunciado es correcto y debe permanecer así­, pero abriendo la puerta a que particulares participen en el proceso.

De aquí­, me gustarí­a resaltar el siguiente texto de la constitución:

 

Artí­culo 6ú. El petróleo al que se refiere al artí­culo 1ú será
explorado y explotado por la Nación como sigue: “I. Mediante trabajos
realizados en forma directa y “II. Por conducto de las instituciones
que al efecto cree la ley. “Artí­culo 7ú.í En el caso previsto por
la fracción I del artí­culo anterior, podrán celebrarse contratos con
los particulares, a fin de que éstos lleven a cabo, por cuenta del
Gobierno Federal, los trabajos de exploración y explotación, ya sea
mediante compensaciones en efectivo o equivalentes a un porcentaje de
los productos que se obtengan. Artí­culo 8ú”¦ “III. La forma de determinar la compensación y los lí­mites
dentro de los cuales deberá fijarse el porcentaje de que habla la parte
final del artí­culo 7ú, en la inteligencia de que deberá tomarse siempre
como base para otorgar esa compensación la de que los contratistas
recuperen las inversiones que efectúen y obtengan una utilidad razonable

Antes de que corran a buscar en la constitución este texto, he de decir que ya no está. Lo citado, corresponde a la iniciativa de Ley que Lázaro Cárdenas (ese personaje tan citadoí  y recurrido últimamente por los so-called izquierdistas) envió al Congreso en su momento, y que éste a su vez aprobó e incluyó en la constitución.

 

Interesante, ¿verdad? Si en este momento cualquier izquierdista “de los de a pié” lee ese texto, pensará que lo escribió un reaccionario derechista moderno. Pero no. Fué el mismí­simo General Lázaro Cárdenas del Rí­o. ¿Qué dicen los izquierdistas “letrados”? Graco Ramí­rez dice: “Es que esos eran otros tiempos…”. Señor mí­o: el discurso por ustedes empleado es totalmente anacrónico. Simplemente se trata de “el petróleo junto con todo lo relacionado con su producción debe ser única y exclusivamente del estado”. No hay distinción de situaciones históricas.

 

Curiosamente, quien posteriormente excluye totalmente de la constitución la participación de particulares en el proceso de producción del petróleo es Ruiz Cortí­nes, y quien amarra los cambios definitivamente es Dí­az Ordaz. Pero claro: los “izquierdistas” nunca mostrarán afinidad alguna con este tristemente célebre presidente.

 

¿Entonces? ¿En qué quedamos? ¿Nos atenemos al espí­ritu de Lázaro Cárdenas, o no?

 

Estoy de acuerdo en que a Pemex se le tiene ahorcado, y que lo único que hace con sus ganancias es alimentar al paí­s, en vez de dejar la suficiente capacidad para reinvertir en la producción. Eso es lo que tendrí­amos que ver. ¿Cómo hacer para suplir lo que actualmente se le quita a Pemex en impuestos? ¿Quitando los “privilegios” de los altos funcionarios del gobierno (entendiendo con “gobierno” a los tres poderes), como dice AMLO? ¿Será que con esas reducciones en sueldos y prestaciones se lograrí­a hacer que Pemex se quedara con ese dinero y pudiera invertirlo? No lo sé. Me parece mas un discurso demagógico que algo serio. Tal vez serí­a mejor idea que todos (pero todos) pagáramos impuestos, y éstos se distribuyeran orientándolo al gasto social. ¿No?

 

En fin… La polaca es así­.