Monthly Archives: May 2006

El fraude de los “tele-concursos”

Creo que ya le entendí­ a estos fraudes.

Te ponen un programa en la TV con un par de conductores (las conductoras generalmente atractivas), donde hacen una bola de concursos para idiotas (es decir: los puede ganar cualquier persona con tres dedos de frente) en los que, de ganar, se llevan de inmediato una cantidad de dinero (generalmente menor a los $5000 pesotes).

Después empiezan a motivar a los televidentes a llamar o enviar mensajes por celular, recalcando siempre lo “sencillo” que es ganarse la cantidad de dinero prometida.

El detalle está en:

  • Las llamadas o los mensajes cuestan $13 mexican pesos cada uno.
  • Al llamar o enviar mensaje, recibes una respuesta: “Gracias! Recibimos tu mensaje. Recuerda que mientras mas mensajes envies, mas oportunidades tienes de participar”. Lo mismo cuando haces una llamada.

La mecánica de los “concursos” es precisamente esa: no es concurso por los “juegos” que ponen en la TV, sino porque tu llamada o mensaje participa en un sorteo entre todos los que llaman. Sin embargo, para dar una impresión mas diáfana, los conductores hacen pensar que las llamadas de los participantes son totalmente en lí­nea. En vez de eso, resulta que uno llama o enví­a mensaje y, en todo caso y si resultaste ganador del concurso, te llaman y te ponen en vivo con los conductores para, ahora si, participar en el concurso para bobos. Para que todo se vea mas dramático, se tardan en aceptar al ganador hasta que el “tiempo” elegido para llamar se agota -una vez terminado el tiempo, se quejan amargamente los conductores de que “nadie” les llama, cuando seguramente tendrán en cola varias decenas de mensajes-. Esto motiva a los televidentes para que piensen que *nadie* ha llamado, y que solamente esperan a que él llame. Otro estí­mulo para que la bola de crédulos llame es prácticamente dar la solución a sus “acertijos”.

El negocio, obviamente, es para ellos quienes obtienen la jugosa recompensa de los $13 por llamada o mensaje.

Ahora que lo recuerdo, nunca he visto a un interventor de la Secretarí­a de Gobernación que de fe de la validez de estos concursos.

Autoridad: ¿dónde estás?

¿El huevo o la gallina?

¿Qué fué primero? ¿El huevo, o la gallina? 

Esta ha sido una pregunta que siempre ha iniciado candentes discusiones. Unos a favor de lo primero, y otros a lo segundo. La respuesta tí­pica a cualquiera de las dos cosas, es lo otro. Si uno responde “el huevo”, el otro responde preguntando “¿y quién puso el huevo entonces?”, por lo que no queda mas remedio al interlocutor que responder “Ah! Pos si! Primero fué la gallina”; pero inteligentemente, el inquisidor responde ahora “¿ah si? ¿y de dónde salió la gallina pues?”. Y esto nunca termina.

Personalmente, creo que la respuesta correcta a esta pregunta solo puede venir dependiendo del punto de vista de quien la responde.

  • Para quien cree en la evolución darwiniana, sin duda la respuesta correcta es “el huevo”, ya que, como recién acaban de confirmarlo estudios cientí­ficos y filosóficos (mas de lo primero), lo que habí­a antes de la aparición de la gallina sobre la faz de la Tierra eran “no gallinas”, las cuales no pudieron evolucionar ni mutar así­, de la nada. Algo así­ de que un dí­a se durmieron “no-gallinas”, y al siguiente amanecieron “gallinas”. Para llegar a la gallina actual, tuvo que haber existido un huevo donde se llevó acabo la mutación de las pre-gallinas a las gallinas actuales. Una vez puesto el primer huevo de gallina, la vida natural no hizo mas que permitir que éste nuevo engendro siguiera procreando igual que el. Por lo tanto, la respuesta para este punto de vista es sin duda EL HUEVO. (Ver la página de How stuff works). Dicho sea de paso, es lo que siempre he creí­do yo.
  • Sin duda, existe otra lí­nea de pensamiento muy difundida, la creacionista, en la que el Creador hizo todo desde un principio tal y como lo conocemos. Aqui no queda mayor discusión: lo primero fué la gallina, y antes de ella no hubo nada porque así­ lo dispuso el Creador. Aquí­ un enlace (en español) donde comprueba incluso empí­ricamente este punto: LA GALLINA FUÃ?â?° PRIMERO.

En fin. Dado que ya resolví­ la mayor duda existencial del Hombre sobre la faz de la Tierra, me retiro.

Abur! 

Abuso de autoridad??

Son las 3 de la tarde.

En la casa solo están la esposa y una de las hijas (la mayor, de unos 14 años). Descansan ya que justamente ese dí­a una no asistió a su trabajo por enfermedad, y lo mismo la otra, a la escuela.

La mas pequeña de las hijas, de 5 años, afortunadamente aún se encontraba en la escuela, y el marido trabajando.  

En eso, se escuchan golpes brutales sobre la puerta de madera de la casa hasta que ésta cede y se abre, quedando totalmente inservible. Entran muchos policí­as judiciales a la casa y presentan una orden de cateo, debido a que, supuestamente, se habí­an recibido denuncias en el sentido de que en esa casa se vendí­a droga.

La esposa, asustada, llama por teléfono a su marido. La hija, en plena crisis nerviosa. Ã?â?°l llega a la casa antes de que se fueran los guardianes del orden, ya cuando tení­an la casa vuelta un desorden (ya que, evidentemente, no encontraban lo que buscaban). Le explican al esposo la situación diciéndole, al no encontrar justificación para su injusta irrupción en un hogar normal, que encontraron muchos psicotrópicos. Por supuesto, les explica el. Tanto la esposa como la hija mayor tienen diversos problemas de salud, entre ellos, malestares del sistema nervioso. Al parecer eso no les importa a estos servidores del pueblo. Ellos llevaban la misiva de encontrar “algo” y lo encontraron. Se van, no sin antes haber dejado un gran trauma en las entrañas de una familia de las mas normales de nuestra sociedad.

Aplaudo el esfuerzo de las autoridades por intentar acabar con ese pernicioso mal que son las drogas, y que tanto afectan a nuestros niños y en general, a nuestra sociedad. Personalmente, no soy de la idea de que una “legalización” pueda ser benéfica. Me parece odioso el imaginar que algún dí­a alguien proporcione droga en la escuela donde mis hijos estudiarán y no pueda ser perseguido porque lo que hizo era “legal”. Yo si quiero que estos delincuentes sean puestos en el lugar donde deben estar, y espero que mis autoridades hagan su trabajo sin distincion alguna.

Pero justamente por eso, también espero que lo hagan de la manera mas justa, sin atender a -presuntos- “favores”, donde -probablemente- lo único que se busca es venganza, que es lo que muy seguramente sucedió en este caso. Alguien que querí­a una revancha porque se le quitó algo que legalmente ya habí­a perdido, y que, teniendo influencias, tal vez pudo conseguir que a esta familia se le diera un buen susto.

La verdad, estas si son fregaderas.