Monthly Archives: February 2006

Dime con quien te alías…

El nuevo niño verde:

Hagamos historia: Bernardo de la Garza “se lanzó” a mediados del año pasado (2005) como precandidato a la presidencia de su partido, el PVEM. Este tipo de candidaturas generalmente son muy atractivas para los jóvenes, ya que generalmente ponen distancia entre la esfera polí­tica usual y ellos. Si a eso le sumamos el hecho de que el precandidato es evidentemente joven, el atractivo se duplica.

Después de haber atraí­do suficiente atención, decide el partido ya no postular a Bernando de la Garza, y el mismo así­ lo admite, ya que basados en los resultados de cierta encuesta, las preferencias no le favorecí­an lo suficiente como para continuar con la candidatura.

¿Muy honesto?

Pues no. A lo que hizo el PVEM con su candidato, se le llama **generar capital polí­tico**. Me explico: habiendo atraí­do suficientes preferencias, y de antemano sabiendo que nunca llegarí­a la oportunidad real de llegar a __la silla__ (al menos no en esta elección), lo importante era atraer una buena parte del electorado, muy posiblemente para quitarle votos al que tuviera mayores posibilidades (hasta hoy, AMLO), y finalmente, con esos pre-votos ganados, buscar “alianzas” con algún otro partido que tuviera mas posiblidades. Evidentemente la única opción era el PRI, ya que con el PAN serí­a como “regresar” con la cola entre las patas (después de haber roto lanzas con la Presidencia de la República, y con Fox, pues).

De ahi que toda esa propaganda y el dinero que se gastó el partido, fue en realidad pura *faramalla*, ya que lo único que se buscaba era atraer votos para después llevarlos con quien pagarí­a por eso. áVaya! Le conceden sus favores a alguien mas, y éste paga por esto. Eso en mi pueblo tiene otro nombre.

Pero eso es historia. Ahora me llama la atención los discursos del nuevo niño verde. En televisión nacional lanza sus promocionales diciendo sus razones de aliarse con el PRI.

  • Dice que con el PRD no, porque el DF es muy inseguro. Bueno. Veamos ahora que sucede en Juárez, Chihuahua, donde tanto Gobernador como Presidente Municipal son emanados de las filas PRIí­stas.
  • Dice que con el PAN tampoco, ya que prometieron el cambio y no lo cumplieron. Esto es lo que mas me llama la atención. ¿Es que acaso sugiere que en verdad habí­a algo que cambiar del régimen anterior (PRIí­sta), y que fue malo que el PAN no lo hubiese cambiado? ¿Es mi imaginación, o este joven añora el cambio del régimen anterior a uno nuevo? ¿¿¿Qué acaso no se dará cuenta este mozo que esas cosas horribles que estaban antes del anhelado cambio, son justamente las que simboliza el partido con el que se alí­a, y peor aún, el candidote oficial de ese partido???

Eso me suena a cuando el ex-gobernador de Chihuahua, Patricio Martí­nez, tení­a como slogan en su campaña hacia la silla de la gubernatura: “YO SI PUEDO CONTINUAR CON EL CAMBIO”. Solamente recordemos que quien estaba antes que el en el poder era Francisco Barrio, reconocido PANista nacional.

La verdad, me da pena este nuevo tí­tere del viejo régimen. ¿Postrarse y adorar a la bestia por unas cuantas curules, y por -tal vez- un robusto hueso? Paso.